¿CÓMO CARGAR LA MOCHILA CORRECTAMENTE?

"Lo más importante a la hora de cargar la mochila es dejar en casa todo lo que no vayas a necesitar".
Obviamente, hay un par de cosas que necesitarás llevar; en el siguiente vídeo descubrirás cómo puedes cargar la mochila correctamente para poder disfrutar de tu excursión en todo momento.

¡Diviértete cargando la mochila y disfruta mucho de la excursión!

CARGAR LA MOCHILA CORRECTAMENTE

Una persona que está en forma puede soportar de forma prolongada el 20 - 25 % de su peso corporal como máximo. El ejército alemán ofrece un cálculo de incluso el 33 %. No obstante, en tal caso, los recorridos con mochila son extenuantes.

El centro de gravedad de la mochila debe quedar pegado al cuerpo y siempre que sea posible a la altura de los hombros. De esta forma, quedará posicionado sobre el centro de gravedad del cuerpo y la mochila no tirará hacia atrás. Las mochilas de gran tamaño, de unos 30 litros, deben cargarse como se expone a continuación: - El saco, el equipamiento de plumón y otros objetos ligeros deben ir en el compartimento inferior. Los objetos con un peso intermedio deben ir arriba y hacia el exterior. El equipamiento pesado, como la tienda de campaña, la comida o los abrigos gruesos, deben cargarse arriba a la altura de los hombros, si es posible cerca de la espalda.
- Coloca los objetos pequeños en el bolsillo de la cubierta, de forma que puedas acceder a ellos fácilmente. Para evitar inconvenientes tales como quedarse atrapado, áreas expuestas a mucho viento o humedad, evita colocar muchos objetos en el exterior de la mochila y guárdalos de la forma más compacta posible. En general, distribuye el peso uniformemente, sobre todo en el caso de los bolsillos laterales.
- Utiliza bolsas para organizar bien el interior de la mochila. Las bolsas impermeables también son una alternativa segura a modo de cubierta protectora.

¡MAL HECHO!

La mochila tira demasiado hacia atrás. Esto indica que el centro de gravedad de la mochila está alejado del centro de gravedad del cuerpo. Si cargas con mucho peso, caminar pronto se convertirá en una tortura, ya que el cuerpo debe esforzarse constantemente en contrarrestar el peso de la mochila. La carga sobre los hombros es excesiva. En terrenos desafiantes, pueden existir riesgos para la seguridad si no has cargado la mochila correctamente.

EN TERRENOS FÁCILES

En terrenos fáciles (senderos y caminos llanos) el centro de gravedad debe estar más elevado.

EN TERRENOS DESAFIANTES

En terrenos desafiantes (rutas de alpinismo y ascensiones), debe estar más abajo y más cerca del centro de gravedad del cuerpo. De esta forma, la posición del cuerpo estará más inclinada hacia delante, pero se obtendrá un mayor equilibrio, si se compara con un centro de gravedad más elevado.

¿QUÉ SE DEBE TENER EN CUENTA A LA HORA DE COLOCARSE LA MOCHILA Y AJUSTARLA?

Colócate la mochila y ajústala bien para poder disfrutar al máximo del recorrido. Cuanto mejor esté ajustada al cuerpo la mochila, más sencillo será cargar con ella después.
En el siguiente vídeo descubrirás cómo puedes ajustarte la mochila correctamente para disfrutar al máximo de tus rutas.

¡Disfruta mucho de la excursión!

1. Aflojar todas las correas. Para empezar, carga la mochila con un peso realista. Afloja todas las correas. A continuación, ponte la mochila sobre los hombros.

2. Colocarse las alas para las caderas. Colócate la parte central de las alas a la altura de las caderas y ciérralas. No las coloques a una altura excesiva para que no compriman el estómago. Por otro lado, si las colocas demasiado abajo, pueden molestarte en las ingles al andar.

3. Ajustar las correas para los hombros. A continuación, ajusta las correas para los hombros. No las aprietes demasiado, ya que la carga principal la soporta el cinturón.

4. Posicionamiento correcto. En la medida de lo posible, coloca los anclajes de las correas para los hombros entre los omóplatos. De esta forma, los acolchados protegerán los hombros.

5. Ajustar y cerrar la correa para el pecho. Una vez encontrada la longitud de espalda adecuada, ajusta y cierra la correa para el pecho con altura regulable, sin que obstaculice la respiración. Esta correa estabiliza las correas para los hombros y viene de serie en todas las mochilas de Deuter.

6. Ajustar las correas estabilizadoras del cinturón. Ajusta las correas estabilizadoras del cinturón en función del terreno. Aprieta para un mayor control de la carga, y afloja para una mayor libertad de movimiento. En el caso de las mochilas de gran volumen, tensa las correas estabilizadoras. Aflójalas para una mayor ventilación en terrenos fáciles. Cuanto más tensas estén, ofrecerán un mejor contacto con la espalda, mejorando la estabilidad sobre terrenos desafiantes. Para recorridos largos, asegúrate de aflojar y apretar las correas regularmente escogiendo las hebillas correspondientes. Para que funcionen a la perfección, las correas estabilizadoras deben tener un ángulo de entre 30° y 45° respecto al plano horizontal. En el caso de las mochilas de Deuter, puedes ajustar el ángulo escogiendo una hebilla más alta o más baja en la mochila. En las mochilas de menos volumen, estas correas desempeñan otro papel debido al peso reducido. Permiten optimizar el ajuste de la longitud de espalda. Afloja o aprieta las correas estabilizadoras y las correas para los hombros para regular la posición de la mochila sobre la espalda. En este caso, el ángulo puede ser inferior e incluso negativo.

Si la posición es demasiado elevada, significa que la longitud de espalda es excesiva. Si los anclajes de las correas para los hombros quedan cerca del cuello, los acolchados quedarán por debajo de las axilas. Esto producirá molestias en el cuello y en los brazos. Además, la mochila tirará hacia atrás. En este caso, las correas para los hombros con longitud regulable no servirán de ayuda. La única solución consiste en encontrar la longitud de espalda adecuada. De esta forma conseguirás una total libertad de movimiento para los brazos y descargarás la musculatura del cuello a través del acolchado anatómico en forma de S. Por eso, en el caso de las mochilas de Deuter de poco volumen debes escoger la longitud de espalda adecuada (estándar, SL o EL). Para las mochilas de gran volumen, ajusta la posición correcta del sistema de carga con longitud regulable (Vari-Quick o Vari­Flex).

Si la posición es demasiado baja, significa que la longitud de espalda es insuficiente. En consecuencia, los acolchados para los hombros no llegarán a la posición correcta y quedarán por encima de los hombros.

ADJUSTE INDIVIDUAL DE LA MOCHILA - SISTEMA VARI QUICK

Una vez encontrada la mochila ideal, su uso adecuado también desempeña un papel decisivo. Debes ajustar correctamente los modelos con longitud de espalda regulable y organizar bien el interior de la mochila. Además, siempre debes cargar correctamente la mochila. Todo ello afecta a la comodidad de transporte.

Un ajuste incorrecto limita el potencial de un sistema de carga adecuado. Por eso, en el caso de las mochilas con sistema VariQuick, ajusta siempre la longitud de espalda como se expone a continuación:

1. 
Calcular la longitud de espalda.

2. Aflojar y estraer el cierre de Velcro®

3. Enroscar, apretar y fijar los bucles de fijación adecuados (4 bucles).

Para cargas pesadas a partir de 10 kg y para rutas largas, el ajuste adecuado de la longitud de la espalda es decisivo para la comodidad del transporte. Por eso, lo más adecuado es que las mochilas con un volumen de unos 35 litros estén equipadas con el sistema Vari Quick. No obstante, se debe tener en cuenta que los sistemas de regulación de la longitud de la espalda añaden un peso adicional.

Por eso, en el caso de las mochilas de menos capacidad, es más importante llevar la menor carga posible. Para estos modelos, Deuter ofrece opcionalmente distintas longitudes de espalda a través de nuestras variantes Standard, SL y EL. Nuestras mochilas están diseñadas según las proporciones de una persona atlética media.

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA EL EMBALAJE

Nuestras listas de embalaje:

Capacidad de carga: dependiendo de la temporada, entre 20 y 28 litros

Descargar la lista de embalaje

Ver el vídeo

Capacidad de carga: dependiendo de la temporada, entre 32 y 40 litros

Descargar la lista de embalaje

Ver el vídeo

Capacidad de carga: dependiendo de la temporada, entre 35 y 45 litros

Descargar la lista de embalaje

Ver el vídeo

Capacidad de carga: dependiendo de la temporada, entre 20 y 32 litros

Descargar la lista de embalaje

Ver el vídeo

Capacidad de carga: dependiendo de la temporada, entre 26 y 34 litros

Descargar la lista de embalaje

Ver el vídeo

Capacidad de carga: dependiendo de la temporada, entre 32 y 45 litros

Descargar la lista de embalaje

Ver el vídeo

Capacidad de carga: dependiendo de la temporada, entre 24 y 35 litros

Descargar la lista de embalaje

Ver el vídeo